Los enchufes en Dublín

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 5.00 (1 Voto)

Irlanda y España –y la mayor parte de Europa- tienen la misma tensión y frecuencia eléctrica, 230V y 50Hz, o sea que, por esta parte, todo correcto.

El problema surge cuando nos disponemos a enchufar nuestros dispositivos y ¡oh, sorpresa! Las tomas de corriente en Irlanda y Reino Unido utilizan enchufes de tipo 'G' y no 'C' y 'F' como en España. Estos enchufes tienen tres clavijas planas rectangulares: la central es la de toma de tierra y las laterales conectan una fase y el neutro.

¿Esto qué significa? Pues que es necesario utilizar un adaptador que tenga por un lado el enchufe irlandés y por otro los conectores de una toma de corriente española.

Si no viajas con el adaptador, es muy fácil comprarlo en Dublín, los venden en muchos establecimientos tales como tiendas de souvenirs, ferreterías o en Dealz donde todo cuesta 1,49 euros.

También es habitual que los hoteles y hostales ya cuenten con enchufes internacionales para evitar este contratiempo, y que en la recepción del lugar donde te hospedes puedas pedir prestado un adaptador ante cualquier emergencia.